Creando Constelaciones

Artículo en el blog "Constante mutación".

El pasado 22 de noviembre de 2016, dicho blog, realizó una entrevista a Carmen Dauta en dónde se adentra a su camino al emprendimiento.

Artículo original: https://goo.gl/kcKRtW

Carmen Dauta: Creando Constelaciones

Seguimos con las entrevistas a los participantes de la 2ª Edición de Espacio Desafío: "Despide a tu jefe, ¡emprende!"

En esta ocasión les presentamos a Carmen Dauta, licenciada en Pedagogía y Técnica en Animación Sociocultural que ha decidido dar el paso de emprender en el diseño de la alta bisutería a la vez que se forma en joyería.

¿Quién es Carmen Dauta?

Carmen es una emprendedora que ha fundado su propia marca de alta bisutería realizada a mano. Se trata de piezas de edición limitada creadas con materiales singulares como el guipur, el cristal o las perlas de Swarovski. Piezas únicas y genuinas que marcan la diferencia respecto al resto de bisutería y ofrecen exclusividad.

¿Qué te hizo emprendedora?

La falta de trabajo. Estudié Pedagogía, realicé un Máster e incluso un Ciclo Formativo a pesar de los cuales, no conseguía un empleo. Así que hice de un hobby mi profesión.

Siempre he creado bisutería y con la idea en mente y la necesidad de sentirme y ser productiva busqué asesoramiento para ponerme en marcha y no lanzarme a ciegas a materializar algo para lo que ni me había preparado ni me sentía preparada.

¿Qué aprenderemos en tu charla?

Que con constancia y tenacidad todo se puede. Hablaré desde mi experiencia, he ido poco a poco superando temores, creciendo paso a paso y consiguiendo logros de los que me siento muy orgullosa con apenas un año de trayectoria.

 ¿Qué es a tu juicio lo mejor y lo más difícil de emprender?

De lo mejor, diría que ser tu propia jefa te permite marcar tus propias pautas. Tú eres quien te pones los límites, haces y deshaces sin nadie que te frene o te exija.

Lo más difícil es llevar a cabo el proyecto de manera realista. Se suele decir que la teoría es muy bonita y lo cierto es que no todo lo que tienes en mente se puede desarrollar o quizás no de la manera que pensabas.  Poner la primera colección en la calle, que captase la atención del público y además que la valoraran y la apreciaran fue complicado.

Por lo demás, no tener horarios, festivos o puentes cuando trabajas en lo que te apasiona, cuando disfrutas de lo que haces, no supone ningún disgusto ni enfado.

¿Cuáles consideras que son las claves para emprender?

Primero saber si tu idea es viable en términos de negocio. Antes de invertir hay que saber si es posible llevarla a la realidad. Esto implica un cierto respaldo de profesionales que te orienten y  un estudio o plan de viabilidad que te permita cuestionar y concretar la idea además de conocer y solucionar algunos inconvenientes en los que ni tan siquiera habías pensado. Realizar estudio de mercado y conocer a la competencia es determinante a la hora de saber si estamos o no aportando algo distinto: nuestro elemento diferenciador.

¿Qué consejos le darías a alguien que le ronda la idea de emprender?

Como ya comenté, le diría que intentara desarrollar la idea con asesoramiento y consejo cualificado antes de lanzarse. Pero que luche por su sueño. Seguramente, ese equipo de expertos le ayude e inspire para encontrar solución a muchas dificultades con el fin de hacerlo real. Aunque tampoco hay que descartar que en ocasiones, serán estas mismas personas quienes le ayuden a darse cuenta de que la idea no es viable. Aún así, habrá merecido la pena.

¿Hacia dónde crees que se dirige el emprendimiento?

En general  es un tema que se ha fomentado muchísimo, pero tengo mis dudas sobre si todo el que emprende sabe qué significa y dónde se están metiendo. Por ejemplo, cuando una persona se endeuda muy por encima de sus posibilidades sólo para poder comenzar un negocio.

Otra cuestión importante y dependiendo de la idea, es la insularidad. Habrá negocios factibles a nivel local pero creo que en muchos casos, incluido el mío, emprender  te lleva a salir de las islas ya que mantener el negocio con un mercado isleño, es imposible. Llevar tus productos al resto de España o incluso plantearse otros países marcan en mi opinión, los siguientes pasos naturales de muchos emprendedores.

En alta bisutería hay mucha competitividad y el público en general, no tiene una cultura respecto a lo que es bisutería o alta bisutería. Incluso en lo que se refiere a la realización del trabajo de manera artesanal, no se valora. Quizás porque se desconoce todo lo que hay detrás.

 A nivel personal, ¿un sueño?

Ahora mismo todos mis sueños giran en torno a la marca. No me planteo límites y me encantaría ver mis colecciones en Europa o Estados Unidos. No busco el reconocimiento de las masas, pero sí el de una minoría clave que aprecie el producto y reconozca el trabajo.

¿Qué aprendiste de tu último error?

No llevé datáfono a una feria . Ya no me vuelve a pasar

Algo de lo que estés especialmente orgullosa

Sin duda de haber creado mi propia marca. De tener una idea a plasmarla con constancia y tenacidad.

 

Deja un comentario