Carmen Dauta es una marca dedicada a la creación de colecciones de alta bisutería. La firma nace en diciembre de 2015, con el objetivo principal de satisfacer los gustos más exigentes y exclusivos de una mujer segura de sí misma, elegante y muy femenina.

 

 


Nací en una isla pequeña pero en una extensa familia, rodeada de mujeres de origen humilde pero tremendamente carismáticas.
Bordadoras es su mayoría por ocio pero también como medio de vida. Artesanas y exquisitas.
Recuerdo mi infancia escuchándolas hablar de historias de amor y desamor, y observando el grácil movimiento de sus manos en aquellas tardes, con que acompañaban a nuestra conocida brisa y conservando con las amigas.
Coquetas como eran, todas ellas, en mi memoria perduran los destellos de esas pequeñas, pero sentimentales joyas, que lucían en sus cuerpos. Si sus intenciones eran distraerme con aquellos brillos y dorados, lo consiguieron, porque a día de hoy esos recuerdos han condicionado mi bella profesión y minucioso proceso creativo.
Mientras abría y cerraba mi joyero para escuchar la melodía con que hacía bailar a la bailarina de porcelana esmaltada, pensaba, “algún día seré yo la que os deslumbre con mis propias creaciones” y parece que lo he conseguido porque ahora son ellas quienes inspiran mis diseños, me presumen y me acompañan con sus aplausos en cada colección.
Con mi firma quiero compartir con vosotras, esa magia que me regalaron las mujeres de mi familia para brillar en tus próximos eventos sociales. Esa huella imborrable que me traspasaron ellas, es la que pretendo conseguir con cada una de mis piezas de alta bisutería.
Un legado familiar al que pretendo honrar con Carmen Dauta.